Abogados del diablo

Estándar

See on Scoop.itAmor Tierra Gaia

Muchos (presuntos) corruptos son pésimos clientes para los abogados. Bien por tener sus bienes embargados, bien por racanería, suelen ser malos pagadores. Refractarios a la disciplina ajena, quieren ir por libre y creen saber más que su letrado. Habituados a ejercer el poder en su entorno político o económico, consideran los juzgados una prolongación de su despacho y pretenden aplicar sus códigos donde rige el Código Penal. Estiran la cuerda hasta que se rompe. El caso de Miguel Bajo y Alfonso Trallero, que han renunciado a la defensa de Luis Bárcenas después de cuatro años, alegando “pérdida de confianza” en su patrocinado tras sus declaraciones el pasado día 7 apuntado al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, no es aislado. La proliferación de causas de corrupción ha aumentado los episodios de abogados que abandonan a sus clientes en pleno proceso. Una decisión difícil, sostienen, para quienes se dedican a defender al prójimo. El último recurso, se justifican, antes de que su patrocinado comprometa su ética profesional o les arruine.

See on politica.elpais.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s